NOVEDADES

Omar Varela reconocido por sus 40 años de trayectoria

Entre amigos, familiares y allegados, Omar Varela recibió el saludo y agradecimiento de AGADU por su aporte a la cultura nacional y a la gestión colectiva en Uruguay. Por iniciativa del Museo y Centro de Documentación de AGADU, con el objetivo de difundir vida y obra de los creadores nacionales, se lanzó la exposición "Nuestros Autores", que, en esta oportunidad, propone un recorrido por los 40 años de trayectoria de Omar Varela, actor, director teatral, dramaturgo, docente, traductor y adaptador de obras para teatro.

En la ceremonia de lanzamiento, realizada el viernes 4 de diciembre en la Casa del Autor de AGADU - Sala Mario Benedetti, en la que estuvieron: el homenajeado, Omar Varela; el presidente de AGADU, Alexis Buenseñor y Sergio Puglia, recordaron anécdotas compartidas con Varela y los hitos de su carrera.

El presidente de AGADU, Alexis Buenseñor, dió la bienvenida a los presentes y agradeció, en nombre del Museo y Centro de Documentación de AGADU, a todos los que colaboraron para que la exposición “Nuestros Autores”, en homenaje a Varela, fuera posible. Entre ellos, nombró a Laura Canoura, Nidia Telles, Estela Mieres, Virginia Méndez, Celeste Villagrán, Margarita Musto, al Teatro Solís y al Departamento Cultural de la Alianza Uruguay - Estados Unidos. Recordó que en la década del 90, con Estela Mieres, Fernando Couto y Jorge Bingert, formaron un grupo de consocios para comenzar a aportar en AGADU, y destacó que Omar, formando parte del Consejo Directivo, trabajó para que la Sala Mario Benedetti fuera una realidad.

Sergio Puglia contó anécdotas y repasó la trayectoria de Varela. “Ha traducido más de 60 obras y dirigido otras tantas. Ha realizado giras por varios países del mundo. Ha recibido diversos premios, entre los que se destacan 9 Premios Florencio, 3 Premios Musa de AGADU, Iris de Bronce, de Oro, Iris Especial. Ya no sabe dónde meter tanto chirimbolo”, bromeó. Desde 1994 a 2013, Varela integró el Consejo Directivo de AGADU, en el que fue prosecretario, vicepresidente y secretario general.

“El hecho de haber estudiado en el exterior y de haber estado al lado de actrices excepcionales, indudablemente le enseñó otro lenguaje. Ese lenguaje, en épocas en que Uruguay vivía en el corset, le daba características de un hombre revulsivo. Vino a quebrar reglas, su papel tenía que ser el del que impulsara una etapa especial. Ya como director, se encuentra con su poder genial de observación. Era un hombre capaz de captar la realidad y trasladarla al teatro de inmediato”, contó Puglia.

“Hizo una revisión, que la hizo en un género de segunda, considerado así en Uruguay, con Muñecas del Cha Cha Cha, Tango, copla y Cha Cha Cha. Tiene un equilibrio especial entre sensibilidad e inteligencia. Buceó en el ADN de los uruguayos y nos puso arriba del escenario. Siempre arriesgó que lo tildaran de comercial, pero confió en que eligió un camino. Cuando hablen del teatro tendrán que decir que hubo un antes y un después de Varela. Siempre defendió al profesional y se preocupó por defender el derecho inalienable, que es el derecho de autor. Hizo un trabajo estudiando lo que significaba la propiedad intelectual”, dijo Puglia del homenajeado.

Al cierre del evento, Omar Varela contó cómo llegó a AGADU, invitado por Alexis Buenseñor, y describió su primer día en la asociación, un lugar donde no conocía a nadie y donde se encontró con gente que adoró pero que no era de su palo. Contó, también, que trabajó junto al Consejo y compañeros de AGADU para aportar en una mejor imagen de la sociedad. "Hoy es una maravilla, es ejemplar a nivel mundial. Fue un orgullo para mí estar en AGADU y compartir con hermanos del Gran Derecho de otros países. Así es que vine a trabajar y desarrollar proyectos de trabajo. Esto está vivo y es honesto. Al margen, empecé a estudiar teatro con Carlos Aguilera, en plena dictadura, en General Flores e Industrias. Más tarde, hice la Escuela de Arte Dramático, di examen para entrar a la Comedia y no logré el puntaje. Y dije: no es. Nunca busqué nada, las cosas siempre vinieron hacia mí. Hay que saber elegir. Toda mi carrera fue y sigue siendo una investigación. No me queda nada por hacer en teatro. Siempre fui muy feliz. Tuve maestros formidables como Alberto Candeau, Estela Medina, Estela Castro. Trabajé con todos los actores que quería trabajar, con muchos músicos, y muchos años con Nelson Mancebo. Aprendí que esta profesión es de solidaridad y de equipo”, contó ante un público compuesto por varios integrantes del Consejo Directivo de AGADU, socios, personas allegadas a Varela, que se rió con sus anécdotas y lo aplaudió de pie al final del evento.

La exposición permanecerá hasta el viernes 19 de marzo de 2016 en Canelones 1130, de lunes  a viernes de 16 a 19 horas.

Galería de imágenes: